Embarazo y acupuntura

embarazo y acupuntura

El embarazo se considera momento emocionante, en el que un milagro está sucediendo. No obstante, debido a los cambios físicos y hormonales que tienen lugar, puede ser un momento de incomodidad.

Muchas mujeres embarazadas sufren de cansancio, náuseas, dolores de espalda y otras molestias que se consideran “NORMALES” y que forman parte del proceso.

La acupuntura es una forma segura, suave y eficaz para hacer frente a molestias, sobretodo porque muchos medicamentos o remedios naturales no pueden tomarse durante estos 9 meses.

Ejemplos de situaciones que la acupuntura ayuda durante el embarazo

  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Acidez estomacal
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Dolor de espalda
  • Dolor de cabeza o migraña

Placenta previa o justa

Bebé de nalgas o en posición podálica:+  información

Preparación al parto: A partir de la semana 35 de embarazo

Aquí tienes el testimonio de Melody B.:

El primer trimestre de embarazo sufrí migrañas fuertes. No quería tomar ningún medicamento, y la medicina convencional no me ofrecía alternativas. Opté por probar la acupuntura. Las sesiones con Vanesa se notaron desde la primera visita. ¡Mis migrañas desaparecieron de manera inmediata! Visto el éxito inicial, durante el resto del embarazo decidí hacer algunas sesiones de continuidad y preparación al parto, estoy muy contenta con el resultado. ¡Gracias Vanessa!

Acupuntura durante el post-parto

  • Problemas en la lactancia
  • Depresión post-parto

¿La acupuntura es segura durante el embarazo?

Sí. La acupuntura prenatal se ha utilizado durante años para ayudar a pacientes a tener un embarazo y parto sin complicaciones. Hay puntos de acupuntura que no pueden usarse durante el embarazo ya que estimulan las contracciones uterinas. No obstante, estoy especializada en este ámbito y conozco que puntos pueden usarse y cuales evitar.

Plan de tratamiento general durante el embarazo

Se establecen las bases para intentar tener un embarazo saludable, evitando el aborto y hacer frente a los primeros síntomas del embarazo como nauseas o el cansancio.

Durante el segundo trimestre se trabaja para poder mantener el equilibrio y aligerar las quejas. Si no existen molestias se recomienda 1 sesión de mantenimiento al mes y si existe algún malestar, aumentar la frecuencia.

Es en este momento en el cual se prepara el cuerpo al parto. En caso que el bebé venga de nalgas se recomienda tratamientos entre la semana 32 y 37. Para preparar el cuerpo a nivel físico y emocional para el parto se recomienda tratamientos semanales a partir de la semana 35.